martes, 27 de octubre de 2015

Juicios por brujería: España

"Con un poco de paciencia, veremos terminarse el reino de las brujas, sus hechizos se disolverán y la gente recuperará su verdadera motivación: devolver al gobierno su verdaderos principios"-Thomas Jefferson.

Reconozco que lo que me he encontrado al investigar sobre los juicios a brujas en España me ha sorprendido,me esperaba una España más brutal,tanto en la forma de ejecutar las sentencias como a la hora de acusar y juzgar a los procesados.Venía intoxicado por la leyenda negra y he de decir que me ha sorprendido lo poco importante que fue la Inquisición en este asunto,llegando a poner un poco de luz en estos momentos de oscuridad que recorrían toda Europa.


Es curioso al repasar legislación sobre brujería,que la potestad para juzgar y ejecutar las sentencias la tengan en general los tribunales civiles y no la Inquisición.La lucha contra la brujería se remonta a Alfonso X el Sabio, ya en sus Partidas encontramos que la magia y la adivinación eran puestas bajo jurisdicción real al considerarse herejías.En 1370,en el reino de Castilla se hace una nueva apreciación, en este caso los acusados eran juzgados por la justicia real si eran laicos y por la justicia eclesiástica si eran clérigos.En 1376 se publica el Directorium inquisitorum,que establece tres tipos de brujería: los que adoran al diablo,los que usan a los diablos para pedir a Dios y los que ejecutan ritos satánicos.Es muy curioso, que sí el acusado se dirigía al demonio de forma imperativa no merecía castigo,ya que le estaba mandado.Unos siglos más tarde se vuelve a insistir en que los brujos y brujas serán juzgados por corregidores y tribunales civiles dejando de lado a la Inquisición.

En España,al contrario de lo que podríamos pensar la fobia que se apodero del resto de
Europa durante los siglos XVI y XVII no llegó y la que hubo, fue combatida por la Inquisición para no generar males mayores.Pero,¿Por qué no sufrió España esta aversión contra las brujas?Varios son los motivos, primero el hecho de ser los artífices de la Contrarreforma, nuestra Inquisición bastante tenía ya con luchar contra luteranos,protestantes y judíos.Por otro, la eficacia de la Inquisición en los procesos judiciales,así como las garantías para los inculpados,lo que evitó la posible condena de inocentes.Por último, hay que añadir que los gobernantes y ciudadanos españoles de esas épocas vivían rodeados de supersticiones y practicas esotéricas desde hace siglos,lo que llevo a relativizar las practicas de hechiceras y brujos.

En cuanto a las condenas,normalmente nos encontramos con multas pecuniarias,destierro o latigazos.Hubo muy pocas ejecuciones en la hoguera o en la horca.

P.S. Espero que nadie haya llegado hasta aquí buscando si las practicas de su suegra son punibles.Un saludo y gracias por leerme :).