miércoles, 28 de octubre de 2015

Juicios por brujería: Las brujas de Zugarramurdi

Nos encontramos ante el juicio por brujería más importante de la historia de España y el único masivo que conoció el país.Destaca además por la dureza de las penas,así como por el arrepentimiento de varios miembros del tribunal sobre la sentencia que habían dictado.
En 1608 María de Jureteguía oriunda de Zugarramurdi (Navarra) es acusada de brujería por una de sus vecinas,debido a las presiones a las que fue sometida María se derrumba y confiesa ser bruja y haber aprendido de su tía Chipía de Barrenechea y delatando a más mujeres de la aldea.Al final los acusados son perdonados por el resto de aldeanos.
A principios de 1609 los hechos acaecidos llegan a oídos del tribunal de la Inquisición de Logroño,después de investigar el suceso la Inquisición ordena la detención de cuatro brujas confesas.Hay que añadir aquí que las mujeres se autoinculparon para poder salir antes de su encierro.Unos meses más tarde unos cuantos vecinos que habían acudido para intermediar por las prisioneras son también encarcelados acusados de brujería.
Tras varios meses de interrogatorios acompañados de torturas,los inquisidores consiguen que todos los reos confiesen su implicación en los actos de brujería además de añadir a otros habitantes de Zugarramurdi.

Después de obtener toda la información necesaria,de trescientos acusados sólo cuarenta personas fueron culpadas de brujería y sometidas a juicio de entre los cuales veintinueve fueron encontrados culpables de: 
  • Participación en aquelarres.
  • Desencadenar tempestades.
  • Destruir cosechas mediante maleficios.
  • Vampirismo.
  • Matar animales.
Dieciocho fueron reconciliados al haber reconocido sus culpas,otros seis fueron quemados vivos y cinco fueron quemadas en efigie (es decir quemar su representación) porque habían perecido durante la celebración del juicio.

En 1610 varios de los inquisidores que habían firmado la sentencia,se retractaron e intentaron reparar la memoria de las victimas.